De Peumo al mundo. Ese es el resumen de lo que le pasó a José Flores y sus tomates luego de trabajar con nosotros.

Apariciones en televisión, diarios y el interés de todo Chile en sus tomates rosados, “con sabor a infancia”, como él mismo dice.

Estos tomates no solo destacan por su gran tamaño, sino porque no hay transgénicos en su producción.

“Yo llevo tres años cultivándolo y me costó rescatar esta semilla. Es una variedad muy antigua que conserva sus características naturales, no es transgénico como lo son casi todas las plantas de hoy, tiene un olor exquisito, con mucho jugo y un verdadero sabor a tomate. Con este proyecto podré dar a conocer la calidad que tiene y venderlo a un muy buen precio”, nos contó José Flores.

Coopeumo, reconocida cooperativa, ayudó a este emprendedor con su proyecto y espera que el resto de los agricultores se motive a cultivar esta variedad. “Nosotros como cooperativa contamos con la organización y logística necesaria para la comercialización futura del tomate rosado, de hecho, estamos reorientando la cooperativa a entregar servicios con valor agregado y que nuestros agricultores ofrezcan productos que se diferencien del resto”, indicó Rolando Escobar, Presidente de Coopeumo.

By | 2017-07-26T06:04:55+00:00 Junio 27th, 2017|Categories: Emprendimientos|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment