Huertos Pedestres

Chile es el mayor productor mundial de cerezas y gracias a esta innovación, alarga esta ventaja sobre quienes lo siguen.

Científicos de la Universidad Católica llevan cinco años trabajando en una nueva variedad de cerezos, mucho más pequeños que permiten aumentar la cantidad de cerezas disponibles y, además, son mucho más seguros para quienes trabajan en la cosecha.

Los árboles tradicionales de cerezos miden alrededor de 3,5 a 4 metros de altura y para alcanzarlos los temporeros deben usar escaleras, lo que es peligroso y hace que el trabajo sea más lento. Eso motivó a un equipo de investigadores de la facultad de Agronomía de la Pontificia Universidad Católica de Chile, liderados por la PhD Marlene Ayala, para reducir el tamaño de los árboles, disminuyendo los costos de la mano de obra y aumentando la eficiencia productiva.

“Para armar un huerto pedestre lo que hacemos es guiar un árbol, sus ramas y tronco para que lleguen a la forma y altura que queremos”, señala la investigadora. “El árbol se divide en dos partes, el portainjerto (raíces y parte del tronco) y el injerto o variedad de donde obtenemos la fruta. Esta combinación es clave para darle forma al árbol, por eso es que es importante saber elegir bien la variedad con el portainjerto y que éstos, sean compatibles con el suelo en donde se establecerá el huerto”, indica Ayala.

Un sistema de formación y conducción para el desarrollo del cerezo es el que permite controlar el vigor para obtener árboles de menor tamaño, más productivos y que entren anticipadamente en producción.

El trabajo de los investigadores de la UC concitó la atención de muchos medios de comunicación: televisión, radios y diarios. Seguramente las imágenes a continuación ya las has visto.

By | 2017-07-26T05:59:37+00:00 Julio 1st, 2017|Categories: Emprendimientos|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment